Barcelona Shopping Line

Pasear e ir de compras en Barcelona es, sin duda, una experiencia única. El comercio en Barcelona es sinónimo de buen gusto e identidad propia, es así como se encuentran los establecimientos más de moda, los que son conocidos no sólo por sus productos vanguardistas y modernos, sino también por su interiorismo, su imagen gráfica o por sus escaparates.

Barcelona dispone de un eje comercial único en el mundo, el denominado Shopping Line, que se extiende desde el Port Vell, pasando por la Rambla, el centro histórico y el Eixample, hasta la parte alta de la Diagonal. Son escaparate de las principales marcas internacionales de moda y complementos, alta zapatería o joyería y relojería de calidad. Firmas de renombre, como Armani, Chanel, Gucci, Valentino, Loewe, Escada, Dolce & Gabbanna o Louis Vuitton han elegido el Barcelona Shopping Line.

Made in Barcelona

Barcelona cuenta con comercios centenarios llenos de tradición y encanto enmarcados en bellos edificios modernistas, testimonios del pasado que todavía perduran. Son un referente y mantienen la esencia de siglos pasados.

El Barcelona Shopping Line guarda algunas de las más bellas y encantadoras tiendas, tesoros que se ofrecen a los visitantes. A menudo, ocupan edificios de gran valor, como la joyería Bagués, en la Casa Amatller, o la tienda Loewe, en la Casa Lleó i Morera.

Son comercios con sorpresas, como la farmacia Vilardell, con una importante colección de tarros antiguos dónde guardar hierbas medicinales, o con interiores fascinantes, como la peletería La Sibèria, y unos exteriores de postal, como los mosaicos de Paviments Escofet o el colorismo de la Casa Teixidor.

El Paseo de Gracia

Es una de las principales arterias de Barcelona, tiene un gran valor turístico, comercial y de negocios. El primer proyecto de urbanización por parte del Ayuntamiento de Barcelona data de 1821, pero no fue hasta la implantación del Plan Cerdà y el Eixample, a principios del siglo XX, que se consolidó como el principal centro residencial burgués de Barcelona.

Entre 1900 y 1914 se construyeron las denominadas joyas del modernismo y el novecentismo catalán entre las cuales destacan nombres de arquitectos como Antoni Gaudí, con la Pedrera y la Casa Batlló; Josep Puig i Cadafalch, con la Casa Amatller, y Lluís Domènech i Montaner, con la Casa Lleó i Morera, entre otras.

En el suelo encontramos el pavimento hidráulico diseñado por Gaudí; son unas baldosas hexagonales, monocromas y de temática marina con pulpos, caracoles y estrellas de mar. Asimismo, a lo largo del paseo, descubriremos los famosos bancos-farolas blancos, obra de Pere Falqués con el típico mosaico (trencadís) tan característico del modernismo.

Todas estas joyas arquitectónicas conviven hoy en día con las tiendas y comercios más prestigiosos de Barcelona.

COMPARTIR EN:

Este sitio utiliza cookies. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Obtener más información.